Telemás Digital
Portada » Perú » El Papa Francisco condena la contaminación de la selva y la trata de personas

El Papa Francisco condena la contaminación de la selva y la trata de personas

Foto: Andina

Dijo que existen además falsos movimientos que quitan las tierras a los nativos, las explotan y las negocian

En su segundo día en Perú, el papa Francisco visitó la región de Madre de Dios, en la ciudad de Puerto Maldonado, y brindó un discurso ante los más de cuatro mil integrantes de las comunidades nativas de la Amazonía Peruana, Brasil y Bolivia, en el que se refirió a los temas que más los aquejan como la amenaza a sus territorios, la minería ilegal, los derrames de hidrocarburos y la trata de personas. «Probablemente los pueblos originarios amazónicos nunca hayan estado tan amenazados en sus territorios como lo están ahora. La Amazonia es tierra disputada desde varios frentes: por una parte, el neo-extractivismo y la fuerte presión por grandes intereses económicos que dirigen su avidez sobre petróleo, gas, madera, oro, monocultivos agroindustriales. Por otra parte, la amenaza contra sus territorios también viene por la perversión de ciertas políticas que promueven la «conservación» de la naturaleza sin tener en cuenta al ser humano y, en concreto, a ustedes hermanos amazónicos que habitan en ellas», subrayó. FALSOS MOVIMIENTOS Hizo hincapié en que existen  movimientos que, en nombre de la conservación de la selva, acaparan grandes extensiones de bosques y negocian con ellas generando situaciones de opresión a los pueblos originarios. «Esta problemática provoca asfixia a sus pueblos y migración de las nuevas generaciones ante la falta de alternativas locales. Hemos de romper con el paradigma histórico que considera la Amazonia como una despensa inagotable de los Estados sin tener en cuenta a sus habitantes», dijo, recibiendo como respuesta una lluvia de aplausos. Consideró imprescindible realizar esfuerzos para generar espacios de respeto, reconocimiento y diálogo con los pueblos nativos; asumiendo y rescatando la cultura, lengua, tradiciones, derechos y espiritualidad que les son propias. Un diálogo, enfatizó, en el que  ustedes sean los principales interlocutores. «El reconocimiento y el diálogo será el mejor camino para transformar las históricas relaciones marcadas por la exclusión y la discriminación», puntualizó tras agregar que la defensa de la tierra no tiene otra finalidad que no sea la defensa de la vida. LA TRATA DE PERSONAS Más adelante, el Papa Francisco dijo que existe otra devastación de la vida que va de la mano con la contaminación ambiental propiciada por la minería ilegal. «Me refiero a la trata de personas: la mano de obra esclava o el abuso sexual. La violencia contra las adolescentes y contra las mujeres es un clamor que llega al cielo. «Siempre me angustió la situación de los que son objeto de las diversas formas de trata de personas. Quisiera que se escuchara el grito de Dios preguntándonos a todos: “¿Dónde está tu hermano?” (Gn 4,9). ¿Dónde está tu hermano esclavo? […] No nos hagamos los distraídos. Hay mucha complicidad. ¡La pregunta es para todos!», remarcó. En tal sentido, propuso asumir todos los esfuerzos necesarios por mejorar la vida de los pueblos amazónicos y hacer de la Amazonia, además de una reserva de la biodiversidad, una reserva cultural que se preserve ante los nuevos colonialismos.
Cargando...

Te puede interesar