Otros cuatro derrames de petróleo afectan la selva peruana desde el inicio del año

Las regiones de Loreto y Amazonas son constantemente afectadas por estos accidentes, afectando a decenas de pueblos indígenas

Los efectos causados por los derrames de petróleo son una realidad constante que enfrentan los pueblos indígenas de la Amazonía norteña peruana.

Si bien el derrame de petróleo de Repsol frente a Lima ha provocado una indignación generalizada, se han reportado cuatro derrames de petróleo desde finales de diciembre en Loreto y Amazonas.

Estudios científicos han demostrado los graves efectos en la salud de los pueblos indígenas de estas zonas que sufren las consecuencias de 50 años de explotación petrolera en sus territorios.

Como revelan los registros, el Pluspetrol es una de las principales causas de esta contaminación.

Fuente: https://www.servindi.org/

Derrames constantes en el pulmón del Planeta

Según lo informado por el Observatorio de Petróleo Puinamudt, ha habido cuatro derrames desde finales de 2021 en los lotes 8, 192 y el oleoducto Norperuano.

El 13 de enero, se reportó un derrame en la ciudad de Pavayacu en el Lote 8 (Loreto) y se extendió al río Huanganayacu.

Además de este caso, hay otros tres que muestran el incesante problema de la extracción de petróleo en la Amazonía.

El 27 de diciembre, se reportó un derrame en la cuenca del río Tigris, en el bloque 192 (Loreto).

Mientras que el 31 del mismo mes, se reportaron dos más: uno en la cuenca del río Corrientes y otro en la sección II del oleoducto Norperuano, en Santa María de Nieva (Condorcanqui, Amazonas).

Sobre el accidente ocasionado por Repsol en Lima

Como se recordó, el 15 de enero se produjo un derrame de 6.000 barriles de petróleo causado por la refinería de Repsol en La Pampilla.

Después de este desastre ambiental ocurrido en la costa de Lima, la indignación general se manifestó en las redes. Sin embargo, los derrames de petróleo marcan la realidad de los pueblos indígenas de la Amazonía peruana.

Fuente: https://www.servindi.org/

Como recordó la plataforma Puinamudt (que reúne a las federaciones indígenas de los ríos Corrientes, Marañón, Tigres y Pastaza), en este caso las malas prácticas se repiten a menudo en el norte de la Amazonía.

"Desde la plataforma Puinamudt, sabemos lo que implican estos impactos y el daño que generan. Lo mismo está sucediendo en los territorios indígenas amazónicos afectados por las actividades petroleras en el Lote 192, el Lote 8, el oleoducto Norperuano y otros", dijeron.

Fuente: Servindi.