Piura: Delincuentes a mano armada asaltan un aula de clases

Malhechores asaltan estudiantes robando sus pertenecías y dinero, en un local.

Unos quince jóvenes que recibían clases de reforzamiento de manejo de maquinaria pesada en el sector Pachitea, en Piura, experimentaron momentos de terror cuando cuatro malhechores llegaron a la tienda El Pez de Oro y, apuntándoles con armas de fuego, despojándolos de sus pertenencias.

Fuente : Latina

Eran las 9:23 de la mañana del pasado domingo 10 de abril, cuando cuatro delincuentes con mochilas ingresaron al restaurante El Pez de Oro, ubicado en la calle Santa Rosa de la colonia Pachitea, en Piura.

Una vez dentro, los tres delincuentes, ya que el otro se había quedado afuera en una motocicleta, sacaron sus armas de fuego y después de amenazar a los estudiantes, que se tiraron al suelo, se llevaron mochilas, teléfonos móviles y otros objetos de valor que tenían a mano. Como se sabía, también robaron 15.000 soles a un maestro que se encontraba en las instalaciones.

Uno de los malhechores fue directo a otro maestro que estaba enseñando en la clase. Lo golpearon en la cabeza, mientras que los estudiantes se rindieron viendose asustados y entregando sus pertenencias para no ser baleados.

La grabación de la cámara de seguridad del restaurante detalla que dos de los criminales llegaron en un mototaxi, que inmediatamente abandonó la escena. Inmediatamente después, dos de sus complices llegaron en dos motocicletas. Después de que se cometió el robo, los sujetos abandonaron rápidamente la escena. Los cuatro delincuentes huyeron en dos motocicletas.

El propietario del local, Francisco Mondragón, explicó que estaban desayunando en casa, cuando escucharon ruidos en la habitación, por lo que solo cerraron la puerta.

Los estudiantes, que no se les dejo nada, son de las provincias de Sechura, Paita y la misma Piura, que llegaron muy temprano para recibir clases de refuerzo en manejo de maquinaria pesada.

Francisco Mondragón pide a la policía que identifique a los matones que solo se cubrieron la cara con una máscara, para que puedan ser identificados.

El propietario del local y los vecinos de la zona han presentado una denuncia ante la comisaría de Piura, para que se realicen las investigaciones correspondientes. Hasta ahora, nadie ha sido arrestado.