Trujillo: niño de 4 años muere por bala perdida y los pobladores piden cambio de policías

Madre de víctima y vecinos hicieron plantón frente a delegación policial de Miramar.

Después del asesinato de Liam, un niño de 4 años, luego de un tiroteo desencadenado por sicarios el sábado 4 de diciembre en el centro de la ciudad de Miramar, distrito Moche, en la provincia de Trujillo, la madre del niño y vecinos hicieron un plantón este lunes 6 frente a la delegación policial de Miramar y pidieron el cambio de tropas porque consideran que no realizan patrullas para reducir la delincuencia.

Los manifestantes llevaban carteles en los que se leía: “Un Perú sin delincuencia. Justicia para Liam”, “Todos juntos por la seguridad ciudadana”, “Policía de Moche, tú no me representas”, “Renuncia, general Céspedes” entre otros mensajes, al mismo tiempo que exigían - en voz alta-justicia y que se detuviera a los criminales que habían disparado contra la casa donde vivía el niño, alcanzados por una bala perdida.

La madre del niño, Geraldine Aguirre Guerrero, pidió hablar con el comisionado de Miramar, pero le dijeron que se reuniría con el jefe general de la 3ª Macrorregión policial de La Libertad, Carlos Céspedes Muñoz, para la ceremonia del Día Nacional de la Policía.

Posteriormente, el grupo de pobladores se dirigió a la carretera Panamericana Norte, en el sector Alto Moche, donde la bloquearon por unos minutos en protesta. Cabe destacar que el general Carlos Céspedes, al ser preguntado por la prensa sobre la identificación de delincuentes, dijo brevemente que "se está investigando, ya tenemos suficiente información al respecto".