Bryce niega acto de racismo y dice que jabones que entregó a Julio Arbizu significan “trabajar por una política limpia”

Luego de haber recibido duras críticas, el candidato al Congreso de la República Mario Bryce (Solidaridad Nacional) explicó mediante un video en sus redes sociales su acto de  regalarle un par de jabones a su contrincante político Julio Arbizu (Juntos por el Perú). El también conductor de noticias señaló que su acto no es racista y que su intensión solo fue hacer referencia para "trabajar por una política limpia".

“Quiero a los seres humanos de buena voluntad, sean de cualquier raza o condición, porque creo en los valores, en el esfuerzo ciudadano y en mi país y, en esa línea, jamás he discriminado a nadie y jamás lo haré”, escribió Mario Bryce en su cuenta de Twitter.

Además, a través de un video enfatizó que quiere un país libre de corrupción.

“Quiero aprovechar este momento para decirles que yo amo a los seres humanos de buena voluntad, aquellas que realmente respetan al del costado, aquellas que no se burlan, por ejemplo, de las mujeres y tampoco de las mujeres que se burlan de los hombres. Para mí, no hay distingo de raza, de condición social, ni de nada y el hecho que ustedes han podido observar de entregarle —en medio de un debate— un jabón a un candidato, no significa nada más que trabajar por una política limpia y transparente, libre de corrupción”.

Como se recuerda cuando estaba por finalizar un debate político realizado por el diario El Comercio, Mario Bryce sorpresivamente le robo unos segundos a la moderadora y le regaló un jabón a su rival de turno Julio Arbizu. “Julio, quiero dejarte un jaboncito y este también”, dijo Bryce al mismo tiempo que le extendió un jabón verde de manos y luego un jabón para ropa. Este acto ha desatado la indignación de miles de usuarios en las redes sociales.

Por otro lado, el adolescente fue detenido por la Policía Nacional y ya se encuentra en manos de la fiscalía para determinar su situación legal. En tanto, la familia de la víctima exige una sanción severa porque teme que se considere una falta y no un delito al tratarse de un menor de edad.