¿Cómo funciona la castración química?

Un polémico método que de aprobarse se aplicaría a los violadores.

El Gobierno peruano ha planteado la castración química para los violadores, esto ante el horrendo caso de una menor de tan solo 3 años de edad que fue secuestrada y violada en Chiclayo.

¿Cómo podría este método reducir los casos de abuso sexual en nuestro país?

La castración química consiste en inyectar al paciente una droga llamada Depo Provera,  esta frena la producción de testosterona en los testículos y anula el deseo sexual por aproximadamente un semestre.

Los efectos de esta droga son: disminución de la intensidad y la frecuencia de los impulsos sexuales, la sangre ya no irriga al pene por lo que una erección se hace imposible del mismo modo que la obtención del orgasmo y la eyaculación.

Para hacer efectivo este proceso se debe aplicar la inyección cada seis meses, caso contrario el paciente vuelve a tener deseo sexual y manifestaciones físicas.

En el mundo son 7 los países que permiten la castración química: Estados Unidos, Rusia, Polonia, Corea del Sur, Indonesia, Moldavia y Estonia; en estos países este método se aplica para casos de abuso sexual.