Coronavirus: ¿Por qué se incineran los restos de los fallecidos de forma obligatoria?

Sin velorio o ataúd para los familiares, este el trágico final al morir de COVID-19

El alcance de las pandemias como el COVID-19 requiere de un proceso de eliminación de restos fúnebres no tradicionales, debido a que el exponer el cuerpo de uno de los fallecidos por el coronavirus u otros virus a un grupo de personas, tiene altas probabilidades de propagación entre los asistentes a los velorios.

Es por ello que al morir los cuerpos de las víctimas son llevadas de inmediato a los crematorios que dispongan de personal calificado e implementos de protección de alta gama para evitar ser contagiados.

El segundo paso de este proceso es enterrar las cenizas, todo esto sin la presencia de ningún familiar, amistad o personas cercanas debido al riesgo viral que presentan los restos de una de las víctimas mortales.

Este proceso ya se lleva en países como Italia, España, China y otros todo esto por recomendaciones sanitarias, como se sabe en el continente asiático se han presentado el mayor número de muertos.

Lamentablemente nuestro país ha registrado hoy 19 de marzo uno de los primeros casos que termina en muerte, un hombre de 78 años que ingresó con problemas respiratorios el 17 de marzo al Hospital de las Fuerzas Aéreas y fue confirmado por el Ministerio de Salud - Minsa